Género y Laicismo

Los y las activistas de la Federación Argentina LGBT entendimos siempre que la discriminación que enfrentamos no es esencialmente distinta a la que sufren otros grupos vulnerados. Y en particular, tenemos muy en claro que la discriminación y la violencia de género que sufren las mujeres es la misma y tiene las mismas raíces que la que afecta a lesbianas, gays, bisexuales y trans. Por eso creemos que no es posible la igualdad jurídica para los y las LGBT si no se avanza contra el patriarcado y las concepciones machistas tan arraigadas en nuestras sociedades.

Sabemos también que uno de los principales obstáculos en nuestra lucha contra la violencia y la discriminación por género, orientación sexual, identidad de género o su expresión, fue, es y seguirá siendo la incidencia de sectores religiosos y —fundamentalmente— la jerarquía católica en las políticas públicas y las decisiones de los poderes del Estado.

Es por eso que desde la FALGBT hacemos propias las banderas y las consignas del movimiento de mujeres y de quienes promueven la plena vigencia de un Estado laico en nuestro país; porque sin acabar con el machismo, mientras las mujeres —y los hombres trans— no puedan decidir libremente sobre sus cuerpos y mientras las religiones tengan la capacidad de incidir sobre las decisiones de gobierno, no será posible alcanzar la igualdad real ni para los y las LGBT, ni en cuestiones de género.

Por ese motivo la Federación integra activamente la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y trabajamos para que este sea una realidad en nuestro país. También integramos desde su fundación, junto a otras organizaciones, la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL), con la que llevamos adelante permanentes acciones contra la interferencia de la jerarquía católica y de otros sectores religiosos en las cuestiones del Estado.

Objetivos

  •  Sostener y profundizar la relación con el movimiento de mujeres e incidir en el desarrollo de políticas públicas de género para que contemplen siempre la perspectiva de la diversidad sexual.
  • Aportar esfuerzos, experiencias y en todo lo que sea posible para lograr que en Argentina el aborto sea legal, seguro y gratuito.
  •  Llevar al interior del movimiento y la población LGBT las discusiones necesarias sobre cómo se reproducen prácticas machistas y patriarcales e impulsar la toma de conciencia necesaria para el cambio.
  • Difundir dentro y fuera del colectivo LGBT la necesidad de avanzar hacia un Estado realmente laico, que respete la libertad de conciencia de todas las personas y donde los sectores religiosos no tengan capacidad de influir en las decisiones de quienes gobiernan para restringir su capacidad de decidir sobre sus cuerpos y sus proyectos de vida.
  •  Trabajar articuladamente con otras organizaciones para proponer las reformas normativas necesarias para respetar el carácter laico del Estado argentino.
  • Llevar adelante las acciones necesarias para exigir el respeto del carácter laico de la educación estatal y para que aún en la educación de gestión privada se respeten las convicciones de los/as estudiantes y no se los/as discrimine por su orientación sexual o identidad de género.